jueves, 20 de abril de 2017

COSITA, SIEMPRE TE RECORDAREMOS

Quiero compartir mi tristeza con vosotros.
Tan solo han sido unos segundos y sin apenas poder decirle adiós...
nuestra perrita se nos ha ido sin darnos ni cuenta....
Salio rápidamente de la casa...Feliz porque salía a dar un paseo y la mala fortuna de pasar un coche en ese momento y arrollarla.
Tan solo pasaron unos segundos y dejó de respirar.... su cabecita se volvió hacia un lado y ahí quedo sin más.
Nunca hubiera pensado que sentiría tanto dolor al perderla... y más de la forma que ha sido.

Allá donde estés Cosita...
Te echaremos siempre de menos, esa alegría que desprendías cuando nos venías llegar a casa...
cuando regresaba nuestro hijo y se volvía loca de alegría, no dejaba un segundo de estar a su lado
y como una perrita fiel iba donde estaba siempre él.
Cuando paseábamos con ella se acercaba a todo el mundo con el simple hecho de que le rozaran la cabecita y ella tan feliz seguía su camino...
Se adelantaba a nosotros y se paraba mirando hacia atrás hasta que llegábamos a su lado...
Cuando nos poníamos a comer se nos quedaba mirando con una carita de pena para que le echáramos algo... cogía la comida y se iba hacia un lado para comérsela...pero que cosa más bonita... ya nunca podremos ver esa carita tan linda... pero que compañía nos ha hecho...
Cuando llegaba a casa de mi suegra iba buscándola para que le diera su premio... unas almendras fritas que le tenía preparadas y que tanto le gustaban...
Nos veía llegar con una bolsita con comida y se volvía loca de contenta... sabía que era para ella.
Se quedaba tranquila cuando tocaba marcharnos al trabajo... sin embargo nos poníamos los tenis y ya sabía que era la hora de su paseo... se volvía una y otra vez hasta que salíamos por la puerta... entonces era la perrita más feliz del mundo...
Ha sido un perrito tan bueno...tan bueno... que nos ha dejado con un gran vacío. todo el mundo lo quería, pues se hacia querer...
Han sido casi 10 años lo que hemos compartido y disfrutado con ella...tan solo tenía un mes cuando nos lo regalaron... aún recuerdo el día que me la entregaron, tan bonita... una bolita y una cosita tan pequeña... que su nombre quedo escrito en ese momento...
Ha crecido junto a nuestro hijo... ha sido su compañero...nos ha llenado de alegría... pues era una perrita tan buena, cariñosa, simpática, agradecida... nos ha dado tanto cariño...
Apenas hace un día desde que se ha ido... y cada segundo la echamos más de menos.
Cosita...gracias por compartir tu vida con la nuestra.... ya no saldrás nunca a recibirnos... con la alegría que te daba a ti y a nosotros...ha sido precioso el tiempo que te hemos tenido...
no solo eras una perrita....eras parte de nuestra familia.... nuestra perrita fiel.
                                   Allí donde estés... "Te Queremos Cosita "

          Gracias por darnos tanta felicidad... me quedo con los bonitos recuerdos que nos dejas.
                      " Cosita... Ha sido una suerte tenerte a nuestro lado."
                                               

lunes, 17 de abril de 2017

PAELLA DE CARNE, GUINDILLA Y TOMATES SECOS

Vuelta a la rutina... después de estos días de Semana Santa...
Muchas procesiones... vistas desde dentro y fuera de los pasos....
muchos dulces preparados y degustados...mucha comida increíblemente rica y tradicional  y unas meriendas estupendas las que hemos disfrutado para terminar estos días de fiesta... el domingo de Resurrección es día de meriendas en la zona... para quien no sepa de estas tradiciones, los amigos, familias... disfrutan de este día en el campo...comiendo, bebiendo y divirtiéndose muchísimo...
Como siempre cualquier comida sienta mucho mejor en buena compañía.... y si ya el plato es uno de mis favoritos.... ya no se puede pedir más...
Paella de carne elaborada en lumbre... si es que solo puede salir riquísima.... las fotos hablan por sisolas.... deliciosa esta paella de carne y verduras.... cocinada a fuego suave y en lumbre...
Solo con ver las fotos recuerdo lo deliciosa que estaba.... recién sacada de la lumbre y tras dejarla un par de minutos no pudimos resistirnos a degustarla aún quemándonos y todo.
Si tenéis oportunidad de prepararla en un fuego de chimenea hacerla pues saca un sabor exquisito y si la dejamos que se tueste un poquito en la base... ya ni os cuento... esos pegaos están doblemente ricos en este tipo de arroz.
Os dejo la receta de este plato que estaba rico...rico como ya os he dicho y que mi amiga Puri lo hizo deliciosamente bueno...
Estas jornadas camperas son increíblemente maravillosas...
Feliz semana amig@s !!!

Recién salido del fuego... con ese caldito que se absorbió en el reposo de los tres o cuatro minutos...


Ingredientes para una paella de diez personas

1 kilo de arroz
dos o tres trozos de costilla por persona carnosa y de buen tamaño
cuatro trozos de cabeza de lomo cortada en tacos por persona
8 ó 9 tomates de pera maduros
1 pimientos rojo carnoso
2 ó 3 pimientos verdes italianos
1 cabeza de ajos y 3 dientes de ajo
3 alcachofas
2 pimientos verdes secos asados
3 ó 4 tomates secos
1 ó 2 guindillas grandes
aceite de oliva
sal
pimienta
colorante alimenticio o azafrán

Elaboración

Preparamos unas buenas ascuas en la chimenea.
En primer lugar cortamos la carne en tacos si no lo ha hecho nuestro carnicero.
La lavamos bien y la escurrimos en un colador.
Rallamos los tomates.
Cortamos los pimientos verdes.
Quitamos las partes de fuera de las alcachofas y las cortamos en cuartos.
El pimiento rojo lo asamos en las ascuas. Luego lo sacamos una vez asado y lo metemos en una bolsa de plastico y lo envolvemos en un paño para que resude, después lo pelamos y lo cortamos en tiras grandes para luego ponerlo en el arroz.
Pelamos los 3 dientes de ajo y los cortamos pequeñitos. Los echamos en el tomate rallado.
Ponemos la paellera en el fuego sobre unas trébedes.
Echamos en la paellera como un vaso de aceite de oliva, y una vez caliente incorporamos la carne troceada  y la cabeza de ajos entera, sin la piel de fuera.
Sazonamos un poco y le ponemos un poco de pimienta negra molida.
Sofreímos la carne hasta que esté doradita.
Incorporamos los pimientos verdes troceados. Removemos bien e incorporamos el tomate rallado junto con los dientes de ajo picaditos.
Ponemos los tomates secos en el sofrito. y continuamos sofriendo. Agregamos las alcachofas cortadas en cuartos.
Cuando vemos que el tomate está doradito ligeramente cubrimos con el agua, doble cantidad de agua y un poco más ya que al hacerlo sobre ascuas y leña consume más.
Dejamos que la carne se haga y quede tierna, sobre media hora o un poco más con fuego suave.
Añadimos los pimientos secos verdes,las guindillas enteras sin las brinzas, el azafrán y el arroz.
Incorporamos las tiras de pimiento rojo asado. Removemos todo con cuidado.
Dejamos hervir y retiramos un poco de ascuas para que se cocine el arroz a fuego medio.
Cocinamos unos 15 ó 18 minutos.
Retiramos del fuego y tapamos la paellera con unos paños de cocina.
y a comer pasados unos tres o cuatro minutos.
Éste estaba realmente delicioso, con su puntito de gracia que le aporta la guindilla.

viernes, 7 de abril de 2017

ROSCOS FRITOS PARA SEMANA SANTA

Ya entramos en la recta final y en apenas unos días celebramos la Semana Santa...
En las calles de mi pueblo podemos oler a ricos dulces que se elaboran tradicionalmente en estas fechas... roscos fritos, borrachillos, buñuelos fritos, torrijas, papaviejos, arroz con leche, leche frita, huevos a la nieve... y un sin fin de dulces más...

El dulce preferido en mi casa son estos roscos fritos de Semana Santa y los borrachillos  ...deliciosossss...mi madre elaboraba como nadie los roscos fritos y parecían bizcochos de los esponjosos que los dejaba... estaban exquisitos, aún cuando pasaban unos días por ellos....
Lo bien que lo pasábamos preparándolos, pues ahí colaborábamos además de ella y mi tía, mi prima y yo... y los pequeños de la familia, mi hijo, y la hija de mi prima... que le dábamos un trocito de masa y los dejábamos haciendo sus propios roscos, que luego se los comían tan felices, pues lo habían preparado ellos....
cuando terminábamos de prepararlos, además de comernos unos cuantos caía también un buen chocolate... que rico estaba todo y como disfrutábamos... ahora... trabajo tenía la cosa, pues hacíamos roscos para toda la familia y para toda la Semana Santa.... vaya tarde...jjj... pero nosotros encantadas de estar toda la familia elaborando algo que tanto nos gustaba...

Os deseo que paséis una Feliz Semana Santa !!! Nos vemos a la vuelta...

Disfrutar de todos los platos ricos que se preparan en estos días, también de las procesiones que procesan en vuestra tierra con motivo de esta festividad....
Felicidades en el día de hoy a todas las Dolores !!!
             Espero que os gusten estos roscos como a nosotros !!!



Ingredientes 

3 huevos
9 cucharadas soperas de azúcar
9 cucharadas soperas de leche
9 cucharadas soperas de aceite de oliva
1/2  sobre de levadura royal
1 sobre doble de gaseosas del tigre, de los que van dos de dos colores, se ponen los dos
ralladura de 1 o 2 limones
un chorrito de aguardiente
unos 600 o 700 g de harina
aceite de girasol para freir los roscos
azúcar para rebozar los roscos

Elaboración:

La masa de los roscos no debe quedar muy densa pues entonces saldrán los roscos duros.
Esa cantidad de harina es aproximada pues si vemos que no la necesita toda no se la ponemos.
Mezclamos como unos 600 g de harina con la levadura. el resto de harina la vamos poniendo si vemos que le hace falta a la masa, hasta que veamos que se puede trabajar con ella.
Os vuelvo a decir que no debemos dejar muy dura la mezcla pues entonces nos quedaran unos roscos duros.

En un bol bastante amplio echamos los huevos y los batimos, añadimos el azúcar  y volvemos a batir.
Incorporamos la ralladura de limón, la leche, el aceite, el licor y las gaseosas.
Tamizamos la harina con la levadura y la vamos añadiendo poco a poco.
Mezclamos bien y dejamos reposar una hora la masa tapada con un paño.
Una vez pasada la hora comenzamos a elaborar los roscos.
Ponemos una sartén amplia y honda con aceite de girasol a calentar.
En la mesa de trabajo ponemos un poco de aceite y cogemos un poco de masa,
la estiramos con los dedos y hacemos como un rectángulo de unos 14 cm de largo por unos 4 ó 5 de ancho. Aplanamos bien y doblamos  a lo largo quedando la mitad del ancho.
Cerramos en forma de rosco y cuando el aceite esté caliente, pero sin que llegue a hervir,
echamos el rosco a la sartén, vamos haciendo 4 ó 5 a la vez, cuidando de que no se nos quemen, le damos la vuelta y una vez doraditos los sacamos a una fuente sobre papel absorbente.
Inmediatamente los pasamos por azúcar que tendremos preparado en un plato.
Ponemos los roscos rebozados en azúcar en una fuente de servir.
Terminamos de hacer todos los roscos y ya podemos degustarlos.
Recién hechos pero fríos están riquísimos y al día siguiente también.
Solos están deliciosos y con un buen chocolate a la taza...exquisitos...

lunes, 3 de abril de 2017

POTAJE DE GARBANZOS CON BACALAO PARA SEMANA SANTA

Ya estamos en vísperas de Semana Santa y en todas o en casi todas nuestras cocinas estamos elaborando platos tradicionales de esta época...
Tengo en el blog algunas recetas de potaje de Semana Santa, pero en esta ocasión os voy a dejar un potaje muy sencillo y que se puede elaborar, o mejor dicho que se puede terminar de dos formas diferentes, con un ligero cambio una forma de otra...

Mi hermana Mª José, y a la que le mando un beso muy grandeme preguntó que le pasara una receta sencilla de potaje con bacalao ... y para que tenga la receta a mano y vea el resultado decidí prepararlo y así cuando le apetezca puede consultar como preparar el plato.

Digo que os lo voy a poner de dos formas pues una os dejo el Potaje en crudo, como suelo llamarlo, y el otro haciéndole un sofrito para añadirlo a media cocción, que tiene un poco de más trabajo, pero muy poco, y el resultado al comerlo varia un poco, es más consistente.
El que se prepara en crudo es más sano y al que le hacemos el sofrito las calorías aumentan un poquito, por eso de que hemos frito alguno de los ingredientes, pero está más sabroso.
Yo en esta ocasión solamente le he puesto garbanzos, pero lo suyo es ponerle también habichuelas.
El bacalao puede ser salado, o desalado, en lomos o en trozos.
He optado por poner trozos de bacalao desalado de venta en cualquier supermercado en refrigerados,
así es más rápido preparar este potaje y queda también muy bien.
De una u otra manera están muy ricos... son bien parecidos...
podéis ponerle un trocito de pan frito y un diente de ajo frito picado en mortero y añadirlo al final así espesará un poco el caldo. yo no lo he puesto en esta ocasión, pero si lo he preparado con el sofrito...
incluso en esa picada podemos ponerle un puñado de almendras...queda de lujo...
espero que os gusten y que me contéis como hacéis vuestro potaje para estos días, que ya se sabe...
en cada casa lo hacemos distinto... pero los resultados siempre son ricos.

Feliz semana y mes de abril !!!



Nada más rico que tomarnos con el café y como postre un rosco frito de Semana Santa...
os dejo en próxima entrada la receta.... que están pa chuparse los dedos.... ahora calóricos... son un rato....
pero están deliciosos....
Este potaje lo he preparado sin espinacas que le van estupendamente, si vosotros se las queréis poner, al final de la cocción cuando le ponemos el bacalao las podemos echar al guiso.
Yo cuando le pongo espinacas o acelgas las escaldo un par de minutos en un poco de agua para quitarles un poco de amargor al caldo y luego bien escurridas se las pongo al guiso.

Ingredientes:

1/2 kilo de garbanzos
300 g. de trozos de bacalao desalado
1 cebolla
1 ó 2 tomates maduros
3 ó 4 dientes de ajo
1 patata mediana
1 cucharada de pimentón dulce
aceite de oliva
agua para cocer los garbanzos
1 hoja de laurel
1 zanahoria

Si lo hacemos con sofrito
necesitamos una cebolla mediana más y un diente de ajo más. Uno de los tomates se pondría al cocer los garbanzos y el otro en el sofrito.
Si tenemos pimientos verdes salados secos, le ponemos uno al final de la cocción cuando le echamos el bacalao que le queda de lujo a este guiso.

Elaboración 

Dos opciones para preparar el potaje:

1-Para preparar en crudo el potaje... sencillo y sin apenas calorías... 

La noche anterior ponemos los garbanzos en agua y los dejamos hasta el diía siguiente.
Tienen que cubrir totalmente los garbanzos por lo menos dos o tres dedos por enciam de ellos, si vemos que se quedan sin agua le volvemos a poner más.
Al día siguiente escurrimos bien el agua de los garbanzos.
En una olla, más bien alta, ponemos agua, como la mitad de la olla, a hervir.
Una vez que comienza a hervir le echamos una cebolla pelada pero entera, los dos tomates pelados,
la zanahoria pelada y cortada en dos o tres trozos, unos dientes de ajo, la hoja de laurel y un trocito de bacalao, para que vaya tomando sabor el caldo.
También le podemos poner unas habichuelas verdes, de las redondas, que le queda muy ricas.
Dejamos hervir de nuevo el caldo y cuando comience de nuevo echamos los garbanzos escurridos,
dejamos nuevamente hervir y le ponemos una cucharada de aceite y un poco de sal, muy poca que luego el bacalao también le aporta, mejor corregimos del punto de sal al final de la cocción.
Agregamos la patata cortada en trozos medianos y un poco de pimentón dulce.
Yo también le pongo un poco de azafrán.
Los garbanzos suelen tardar en cocer unos 50 minutos, así que cuando le falten unos diez minutos para terminar le echamos el bacalao y terminamos de hacer.
Podemos triturar la cebolla y un trozo de zanahoria una vez cocida y echarla al caldo de nuevo.
Si hacemos eso entonces dejamos un par de minutos hervir el caldo para que se integre bien.
Apartamos el guiso del fuego.
Lo dejamos reposar unos minutos y listo para degustar. mejor si lo preparamos de un día para otro,
ya se sabe que estos platos ganan mucho si se dejan reposar.

2 - Si preparamos el potaje con un sofrito, cambia un poco la elaboración y con alguna caloría más.

Una vez que tenemos los garbanzos hidratados la noche anterior y bien escurridos,
ponemos una olla al fuego con agua, cuando rompa a hervir le echamos luna cebolla entera y sin piel, un tomate entero pelado, una zanahoria grande cortada en tres trozos, dos o tres dientes de ajo y la hoja de laurel.
Dejamos que vuelva a hervir y le ponemos los garbanzos.
Siempre hay que poner los garbanzos cuando el caldo esté caliente.
Ponemos un poco de sal, muy poca y dejamos cocinar unos 30 minutos.
Mientras en una sartén hacemos el sofrito del guiso.
Ponemos dos o tres cucharadas de aceite en una sartén a fuego medio.
Partimos una cebolla mediana en trocitos y un diente de ajo laminado y lo echamos en la sartén.
Pochamos la cebolla y el ajo hasta que estén tiernos y casi transparentes.
Una vez que la cebolla está hecha apartamos del fuego y le ponemos una cucharada de pimentón, removemos y a continuación incorporamos un tomate maduro rallado.
Volvemos a poner en el fuego y dejamos de nuevo que sofría todo hasta que veamos que está bien hecho.
Apartamos del fuego la sartén y trituramos el sofrito en el vaso de la batidora, nos ayudamos poniendo un poco de caldo de cocción de los garbanzos.
A los 30 minutos más o menos de estar cociendo los garbanzos echamos el sofrito a la olla.
Seguimos cocinando y cuando le falten unos diez minutos para terminar de cocer los garbanzos le añadimos el bacalao.
Al ser el bacalao en trozos no necesita mucha cocción. Si son lomos o trozos grandes debemos ponerlo un poco antes para que se cueza bien.
Si tuviéramos un pimiento verde seco, de los que salamos y dejamos secar, podemos ponerlo a la vez que el bacalao, le da un sabor muchísimo más rico.
Una vez hecho apartamos del fuego y rectificamos de sal si hiciese falta.
Dejamos reposar unos minutos y listo para comer.
Mejor de un día para otro, gana mucho y espesa el caldo.